EL EGO ES UN IMPOSTOR

 

El ego nos hace ver todo distorsionado bajo su visión. A mí me da igual que alguien me diga que un curso mío le ha cambiado la vida o que alguien me diga que mi curso es una porquería, porque en realidad los dos son igual de “impostores”. Ni yo soy capaz de cambiarle la vida a nadie, solo puedo acompañarle para que esa persona cambie su vida si quiere, ni tampoco soy el peor profesor del mundo cuando una persona percibe que mi curso no le gusta. Con lo cual, el truco está en mantenerte neutro, aséptico, y no pensar en término de bien y de mal. Si vienen a tus pensamientos, simplemente tienes que entender de dónde están viniendo, ver que son pensamientos egoicos.

Yo siempre le digo a mis alumnos en los cursos que tienen que ir muy lento, que sus pensamientos tienen que ir muy lento para que se den cuenta de cómo está funcionando “la rabieta”, cómo está funcionando el niño pequeño. Y oye, si necesitas que te quieran, pídelo, pídelo abiertamente, di: “Ahora mismo estoy necesitando amor”. Tienes que darte cuenta, esto es clave, de que necesitas amor, de que necesitas reconocimiento, de que necesitas poder, de que necesitas seguridad, de que necesitas entretenerte, de que necesitas lo que sea. ¡Pídelo directamente!

La gente está deseando que le mires a la cara y le pidas lo que necesitas para dártelo. Lo que a la gente no le gusta es que intentes hacer una especie de estrategia para que te den lo que tú quieres sin pedirlo.

Entonces, el ego es un personaje oscuro, no es claro. En cambio la esencia, cuando conectas con ella, la esencia no tiene vergüenza, ella pide lo que sea.

El ego se conecta con el miedo.

La esencia se conecta con el amor.

Es como si tienes una moneda con dos caras, y esto lo digo siempre en mis cursos, ¿cómo puedes llevar la moneda siempre por una cara solamente? No puedes, no sería una moneda. Imagínate que una cara es esencia y otra cara es ego. El ser humano tiene las dos caras dentro de sí, lo que hay es que amarlas, gestionarlas, unificarlas.

Como dice Alejandro Jodorowsky: Al ego tienes que domarlo, no matarlo.

Por tanto, para domarlo necesitamos saber cómo funciona, cómo se comporta, con qué salta, qué le afecta, etc. El Eneagrama te explica cómo se comporta el tuyo en concreto. Existen 9 tipos de modelos mentales, y da igual que hayas nacido en Brasil o en España, que si tu ego se comporta como un eneatipo 9, los pensamientos serán muy parecidos, las voces serán muy parecidas, los comportamientos serán similares, sobre todo la estrategia. Si la estrategia del 9 es no querer conflicto, da igual que hayas nacido en Australia que en Canadá, la estrategia va a ser la misma. Y esta es la grandeza que tiene el Eneagrama.

Posted in Sin categoría.